01.
Poemasamor

Se dice que el 1er amor no se olvida, es verdad, uno siempre lo trae presente. El Amor platónico nos ha hecho experimentar ese sentimiento único.

Poemas de Amor
02.
Poemasdesamor

No siempre salen las cosas como queremos, no siempre estamos con quién deseamos estar. Quizá alguien mejor aún está esperándonos.

Poemas de Desamor
03.
Poemasreflexión

Para esa persona muy especial en nuestras vidas, en esos momentos alegres, tristes, de emoción ó desilución.

Poemas de Reflexión
04.
Poemasamistad

En verdad estamos contigo, y siempre lo hemos estado, porque somos tus amigos y al igual que tú, pensamos que no hay otra cosa más valiosa que eso, Tú Amistad.

Poemas de Amistad
The reason why the replica watches uk design style is not to say that replica watches must be a very simple style of the watch, but the design replica rolex should be simple and generous, not too rolex replica complicated.

Listado de Reflexiones

La Ventana Vieja

Toc toc tocan la ventana, y ahí va Lupe a abrir, no lo hagas le dice Rosa,son las dos de la mañana,y Lupe despreocupada abre aquella ventana de madera vieja,tan destartalada por el paso del tiempo y de la lluvia,que parece que llora porque jamás mereció de sus dueños una manita de pintura pero estoica aguanta todos las calamidades que le llegan cómo eso de tocar a las dos de la mañana cuando las ánimas andan sueltas, pero eso se saca por vivir con moradores pobres,y hay que soportar sus desventuras de todas maneras en el fuego tiene que acabar o terminar en cualquier lugar lejos de esta casa donde vive a gusto a pesar de que a sido testigo de penas más que alegrías. Es Carmela y Pascuala pasen brinquen la ventana dice Lupe con júbilo,yo les ayudo, dice contenta,que pensó que las vecinas iban a visitarla a las dos de mañana. Ellas llorosas contaron una historia que su papá las había corrido de la casa y no pensaron en otra cosa más que ir a tocar a la ventana vieja. Teno se llamaba el viejo borracho y sin vergüenza que corrió a las chamacas a la calle a las dos de la mañana.y además y si, no fuera poco Carmela y Pascuala andaban descalzas, Teno no les compraba zapatos hasta que estuvieran grandes, tenía la manía más que costumbre de no comprar zapatos a los hijos chicos y así como iban creciendo era que el viejo se disponía a comprar los zapatos. Pero estas ya contaban con con catorce y trece años y todavía a Teno se le hacían chiquitas. Atenojenes, que era su verdadero nombre,era un hombrecillo de un metro cincuenta de estatura y un borracho empedernido, por la noche cantaba,en la esquina de la casa,la canción, “ una noche serena y oscura” y los muchachos se burlaban de él,diciéndole a ver Teno, échese” una noche serena y oscura,” y le damos un peso,y ahí está el borracho de Teno repitiendo su canción predilecta,mientras los vagos asaltaban los corrales para robar gallinas y sacar unos pesos,pero no para Teno y si, para su santo,nomas por hacer el daño, y utilizaban a Teno como cantor y así distraer a los dueños de los corrales y de las gallinas,mientras los vagos hacían sus fechorías, con lo desentonado de Teno,¿ quién iba a escuchar los gritos de las gallinas? Acuéstense aquí, les dice Lupe a las vecinas Carmela y Pascuala,al cabo que si cabemos en esta cama que nos dio mi abuela,y que según la conocimos era de mi abuelo. Pero resulta que la dichosa cama estaba igual que la ventana y a duras penas soportó a ocho durmientes,¡ay! Las vecinas tan comodinas decía Rosa, ¡ mira que venir a la cama que no cabemos! Pues ni modo de que se acuesten en el suelo dice Lupe,aparte que es de tierra, de por si, ya las corrió Teno. Y como es de suponer esa noche, Teno no cantó con la tristeza en el alma se durmió sin preocupación de que Carmela y Pascuala, no estuvieran en la cama y jamás se enteró que pasaron una noche trasnochada en cama de las vecinas de la ventana vieja. Al día siguiente del no tan feliz y acertado encuentro,Carmela y Pascuala fueron a dar otra vez a su casa,porque estoy segura decía Rosa, que no durmieron con las patadas de los caballos. Resulta que la caballeriza de Teno donde guardaba a los caballos,era la misma pared donde estaba la cama de la ventana vieja,nada más que obvio y por supuesto era al otro lado y aquel golpeteo,en la pared toda la noche no dejaba dormir, Lupe y Rosa amanecían igual cómo se habían acostado la noche anterior y Teno que ni cuenta se da, para el su borrachera es una fiesta. La familia de Teno era muy rara y la de la ventana vieja nomás ella la sabia,era tan larga su historia que no había por donde empezar a contar. No así la de Teno que era más superficial ya que estaba a la vista,y la otra estaba escondida,pasaba por secreto a la vista. Así las dos historias iban de la mano,por diferentes caminos,los dos igual de escabrosos y oscuros. Nada más que la de Teno por ser popular se sabe más y la otra pasa desapercibida a voces que se van arrullando lentamente,con el tiempo y que jamás saldrá a la superficie como la Teno. Atenojenes Sánchez, tenía doce hijos, la Sra se llamaba Lucita,y aquí se encuentra la primera rareza, la Sra jamás salía a la calle,el único conocido era Teno el borracho que se pasaba por el atrio de la capilla de Carmen, Patrona de un Rancho fundado en lo que fue una hacienda,y seguramente ese era dilema por descubrir,porque cuando el cuento va de boca en boca, se va haciendo mas grande hasta que crece como espuma de las olas del mar cuando están desbordadas a tal punto,que de cuento inocente se convierte en leyenda y cuenta la leyenda que también es joven como el Rancho, que allí en esas calles trazadas entre nopalera abundan los fantasmas, pero todo es cuento que se le adjudica a la tierra Zacatecana,La ventana y la Virgen se veían todos los días del año,frente a frente convivían cada dieciséis de Julio,de por medio la puerta del atrio. Ese día era un jubilo, en aquella ventana se detenían los cristianos que acudían a la fiesta de la Patrona de Mariana. Así se llama el Rancho donde Teno se paseaba con la botella en la mano,y Pacífico cantaba con voz desentonada su canción “ una noche serena y oscura,” y sin fijarse en la luna y las estrellas ya que en Mariana no había luz eléctrica y todo el panorama estaba a su disposición, y lo más raro de esta historia es que todos los hijos de Teno enfermaban de una enfermedad,desconocida hasta ese momento, en Mariana. Perdían la razón y permanecían encerrados porque si se salían a la calle, tenían que traerlos amarrados con soga y sangrando sus pies los volvían a encerrar en el patio y por supuesto descargaban su enojo, tirando piedras a la ventana vieja,Carmela y Pascuala pasaron una infancia terrible con tanto loco en su casa, en medio de tanto sombie ¿ que podían aprender pues que no fuera a andar descalzas y a correr a la ventana vieja cada vez que se sentían acorraladas? Igual que estaban las de la ventana vieja. Historias diferentes con contenido parecido,es la que presenciaron y vivieron las amigas Carmela y Pascuala, Lupe y Rosa,en aquel tiempo que no había luz eléctrica en Mariana,donde corre la leyenda de los aparecidos,que atravesaban el atrio,y con la luz de la luna ni se escondían,es más a un vecino de la esquina de la ventana vieja,de nombre Juanito,un día que salió del villar, a eso de las tres de la mañana,pero no sean mal pensados Juanito no era vago lo que pasa es que era el dueño del villar y no podía decirles a los trasnochados que ya se fueran el caso es que Juanito iba por la calle con la mano en la bolsa del pantalón, palpando los centavos que le redituó el establecimiento aquella noche,cuando de pronto se le aparece una mujer,bien hecha y le dice, ¿ te acompaño? No, dice Juanito, mi rumbo es otro,así caminaron unos pasos a la luz de la luna,donde se miraba la mujer con vestido elegante,y se van platicando atravesando la calle de la ventana vieja y el atrio de la capilla del Carmen,hasta llegar a una puerta oscura sin luna, y le dice el fantasma, te doy muchos centavos si entras conmigo por esta puerta,allí dentro hay mucho dinero, y Juanito se quedó viendo aquella puerta por donde entró el fantasma,y en seguida se regresó a la casa de la ventana vieja,que era donde vivía, pero ya sabia que la mujer no era de este mundo,ya que en su casa la brujería estaba en ciernes haciendo sus pininos, con la barrida para espantar al mal de ojo,cosa que Juanito no tenía miedo,su casa iba madurando hasta convertirse en la casa embrujada,con fantasmas vivos en ese tiempo pero que llegarían a hacer sentir que en esa casa de la ventana vieja existe un tesoro escondido. ¿ sino porque los cuervos se aparecen en el pirul? Buen indicio de que son brujas convertidas en cuervos. Es por eso que a Juanito no le pasó nada,porque en su casa las tenía pero no quería darse cuenta. Los hijos de Teno, se morían unos y otros iban a dar al hospital de lo que hoy se conoce cómo Psiquiátrico cosa que en aquel innovador y principiante Mariana, no se conocía ese nombre,el caso es que de todas maneras desaparecían del patio de la casa de Teno. Pero menos mal que Carmela y Pascuala no sufrieron ese percance y no se sabe si fue mejor o peor,Porque Carmela un mal día se fue con un fulano de nombre Anacleto,y Pascuala dicen que se fue a Guadalajara en busca de su futuro,y ya calzando zapatos y no volvería a tocar a la ventana de madera vieja, que estoica aguanta la avalancha del viento y el tiempo que no perdona.
.